Mi Coyotito

Me costó cuatro años el poder hablar de mi Coyotito sin que las lágrimas asomaran, sin sentir ese nudo en la garganta y, aún ahora, mientras escribo mis ojos hacen…

Caos en la playa Cala Blava Mallorca

De cómo tu perro cambió mi (nuestra) vida

¡Hola! Esto es una carta extraña, pues no sé a quién le escribo. Solo espero que algún día, por suerte o por tenacidad, llegue a la persona que abandonó a Caos, nuestro perro, que antes no fue nuestro sino de alguien que no lo merecía.

Llegó a finales de junio del 2012 y se fue la víspera del día de Reyes del 2015, de madrugada. Sí, has leído bien, la noche de Reyes del año 2015. Vivió dos años y siete meses más de lo que supongo creías y, yo, hubiese empezado a escribir esta carta en el mismo momento en que nos despedimos de él si hubiera podido reunir el valor para sentarme en la mesa de trabajo junto a la que él descansaba varias horas al día.

Cómo empezó esta andadura

MIA, quien se perdió en el mes de Abril de este año (2019), fue quien encendió en mí el deseo de hacer algo para ayudar, de poner mi granito de arena para que todos aquellos que están en el amargo camino de encontrar a su amada mascota tengan una herramienta más efectiva a su disposición.